22.7 C
Munich
domingo, agosto 7, 2022

La sostenibilidad en el mecanizado o cómo lograr un proceso más eficiente

De interés

Elegir las herramientas y los procesos correctos permite incrementar drásticamente la productividad y sostenibilidad del mecanizado, algo que muchos talleres desconocen.

Los metales constituyen la base del mundo industrializado actual y uno de los componentes principales de nuestra economía.

Los actuales planes de descarbonización y la demanda de energías renovables provocaran un aumento de la dependencia del metal. Según la hoja de ruta de la Agencia Internacional de la Energía, de cara al 2050 la demanda global de acero se incrementará más de un 30%.

De igual forma que la demanda en metal se ve incrementada lo hacen las expectativas sobre su obtención, producción y uso. Los residuos, la baja productividad y los componentes rechazados son señales de que un proceso de mecanizado deficiente.

La transformación hacia la sostenibilidad

Desde hace tiempo, la producción de metal es considerada como un proceso contaminante. A pesar de que la industria siderúrgica produce muchas emisiones, esta ha logrado combatir y reducir su impacto.

En el caso de los aceros sin tratar, el carbón de coque es sustituido, reduciendo drásticamente las emisiones contaminantes de esta producción.

Aunque este tipo de innovaciones pueden contribuir a un futuro más sostenible para la industria siderúrgica, existe otras tecnologías que pueden aumentar la sostenibilidad de los procesos metalúrgicos. Por ello, los fabricantes deben conocer e implementar estos métodos para superar los retos de sostenibilidad futura.

La herramienta perfecta para cada tarea

Un taller de mecanizado de metales debe tener las herramientas y conocimientos adecuados para crear procesos más eficientes y menos contraproducentes contra el medio ambiente.

Los componentes desechados impiden que un taller alcance su máximo rendimiento. Uno de los problemas más comunes que provocan el rechazo de piezas reside en el uso de las herramientas equivocadas, los errores humanos en la programación de las máquinas y las variaciones no detectadas en la materia prima que provocan problemas de mecanizado imprevisibles.

Y es que los residuos, si no se reciclan, tienen un impacto bastante negativo en el medio ambiente. Según el banco Mundial, los residuos industriales a escala mundial son 18 veces superiores a los residuos sólidos producidos por los ciudadanos.

Por ello y para que los talleres de mecanizado reduzcan esas piezas desechadas, deben configurarse las herramientas correctamente, así como los datos de corte. Si no se aseguran estas configuraciones, se produce un desgaste irregular y una vida útil imprevisible de la plaquita, lo que produce piezas rechazadas y, por tanto, descartes.

Elegir bien cada herramienta es muy importante para minimizar los residuos del torneado; una operación muy habitual. Y es que esta reducción logra alcanzar un torneado eficiente.

Para ello, debe tenerse en cuenta el uso de calidades de torneado que proporcionan una vida útil larga y predecible, con un buen control de la viruta para garantizar un mecanizado seguro y productivo.

Fuente: Interempresas

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias