22.1 C
Munich
sábado, mayo 21, 2022

Nace otro ingrediente saludable en la industria alimentaria: harina de caqui

De interés

Una nueva harina de caqui se incorpora a los ingredientes de la industria alimentaria. Tiene propiedades antioxidantes, colorantes, espesantes y nutritivas que sirven para la preparación de yogures, patés, salsas, pastas e incluso repostería.

Técnicos del grupo de Industrialización de Productos de Origen Animal (IPOA) del Centro de Investigación e Innovación Agroalimentaria y Agroambiental (CIAGRO) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche han perfeccionado esta nueva harina que es fuente de fibra dietética y azúcares de origen natural a partir de restos de caqui que sobran de la elaboración de zumo.

Este residuo se deshidrata y se muele dos veces, con una técnica de escasa complicación tecnológica y un bajo coste para obtener un polvo con numerosas ventajas para la industria de la alimentación por su «alto contenido de compuestos bioactivos», según declaraciones de la científica Raquel Lucas González.

La harina de caqui retiene una alta cantidad de carotenos (con actividad provitamina A), compuestos polifenólicos (antioxidantes con propiedades anticancerígenas) y fibras. El consumo regular de esta fruta ayuda a prevenir enfermedades, a disminuir el colesterol en la sangre y a mantener los niveles de azúcar, según han demostrado ya diversos estudios.

Distintas utilidades

Por sus características únicas, esta harina puede aplicarse en productos de panadería o repostería en sustitución de la de trigo. También puede emplearse como fuente de azúcares naturales, o incluso en salsas por sus cualidades espesantes.

Igualmente, la producción de la harina de caqui elimina un grave problema a los fabricantes de zumo ya que, aproximadamente, por cada kilogramo de fruta, 500 gramos acaban en zumo y la otra mitad en residuos, con el que usualmente no saben qué hacer.

Conforme a las palabras de la científica Juana Fernández López, esta harina es compaginable con una «industria sostenible«, ya que no produce ningún tipo de residuos y colabora con la «economía circular» porque reintroduce en la industria alimentaria un elemento residual que acabaría siendo desechado.

Fuente:  Agencia EFE

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias