17.4 C
Munich
jueves, julio 7, 2022

El arte efímero de las Alfombras de Serrín de Elche de la Sierra en el Corpus Christi

De interés

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha hecho público el primer espacio dedicado al arte, a través del que los lugareños muestran el trabajo e ilusión que cada año ponen para celebrar la llegada del Corpus Christi.

Las Alfombras de Serrín del municipio de Elche de la Sierra, ubicado en la Sierra del Segura, consiste en la exposición en 1.700 metros cuadrados de arte vibrante expandido por 27 calles y 3 plazas del municipio.

Fue en 1964 cuando esta maravillosa manifestación artística nació, momento en el que comenzó a unir a elcheños y visitantes de diferentes ciudades en una increíble labor colectiva con el fin de resaltar la celebración del Corpus Christi.

La puesta en marcha de esta artística iniciativa ha sido dirigida por el presidente de Castilla-La Macha, Emiliano García-Page. “Va a ser importante para consolidar la oportunidad turística y social. Permitirá que algo efímero, pensado para no durar eternamente, lo haga para siempre”, ha afirmado tras recorrer la exposición.

El museo alberga una amplia colección con toda la información y material de bellas artes referente a esta Fiesta de Interés Turístico Nacional; concretamente las 23 muestras del arte manual de 600 alfombristas.

La apertura de este espacio posiciona a Elche de la Sierra como el primer municipio que ayuda a divulgar esta actividad manual, marcando un antes y un después en la historia del arte efímero, presente en escasos lugares de España. Para ello, se ha rehabilitado la Casa de las Señoras, ubicada en pleno centro de la localidad, y se ha contado con la presencia de representación política.

Un trabajo con más de 50 años de historia

Las alfombras de Interés Turístico Nacional en 2014 son, en principio, trabajos de serrín, viruta y otros materiales coloreadas con los que se ornamentan determinadas calles de la localidad.

Cuenta su historia que, en el año 1963, un comerciante de Elche de la Sierra, Francisco Carcelén, realizó un viaje a Cataluña para la compra de material de dibujo en las mismas fechas que la festividad de la Octava del Señor. Durante la celebración, visitó a unos familiares que vivían en Tarrasa, donde las alfombras de pétalos de flores eran las protagonistas durante esos días.

El comerciante creyó posible la idea de imitar el efecto de los pétalos de flores, gracias a la abundancia de serrerías que había en esos tiempos en Elche. Finalmente, Carcelén salió a las calles junto a nueve amigos en la madrugada del Corpus de 1964 y realizaron las primeras alfombras.

Desde entonces, el pueblo se involucra en la realización de las alfombras, que no se pudieron mostrar durante los años de pandemia y, que el pasado domingo recibían a más de 12.000 visitantes.

Fuente: ABC

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias