15.6 C
Munich
lunes, mayo 23, 2022

El equipo de impresión de los centros educativos españoles está obsoleto

De interés

Aunque han incorporado masivamente a las aulas dispositivos digitales, tales como portátiles o tabletas, los equipos de impresión tienen una edad media de más de siete años. Los equipos de impresión tan sólo representan el 2% de la inversión anual de un centro educativo medio.

Para hacer frente a la nueva etapa de la digitalización de la educación española, los centros educativos deben disponer de equipos modernos. Si bien en el último año, se han incorporado masivamente muchos tipos de dispositivos digitales, los equipos de impresión tienen una edad media de más de siete años y están totalmente obsoletos.

Así lo indica un reciente informe de Toshiba, que indica que el 62% de los centros de España cuenta con equipos de impresión desfasados e incapaces de hacer frente a la actualidad.

Si los centros contaran con máquinas más eficaces y profesionales podrían, ellos mismos, imprimir libros de elaboración de propia y material educativo mucho más diverso. Esto resultaría un aspecto que mejoraría enormemente la calidad de la educación ofertada.

El estudio llevado a cabo en un total de 1.307 centros asegura que los equipos de impresión tan sólo representan el 2% de inversión anual. Se estima que un centro educativo de tamaño medio -con alrededor de 800 alumnos- podría disminuir su factura hasta un 32% con la implementación de soluciones más actuales.

Ventajas de invertir en equipos de impresión

Apostar por equipos modernos permite optimizar costes y procesos, ya que pueden predecir problemas o reducir las incidencias técnicas que se produzcan, permitiendo su arreglo remoto o con la asistencia de un técnico.

Igualmente, los centros pueden establecer distintas cuotas de impresión y copia por usuarios. Además, los últimos modelos pueden configurar diferentes niveles de acceso mediante perfiles, lo que facilita el acceso y permitirá que los alumnos puedan imprimir todo aquello que necesiten.

La innovación también es un aspecto clave. En el caso de los más alumnos más pequeños, la impresión de libros en materiales como el cartón o la cartulina pueden ayudar a su desarrollo cognitivo, pues permite una mayor interacción con el elemento educativo y no necesitan tantos cuidados como un libro tradicional.

Fuente: ImpresionDigital

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias