17.2 C
Munich
miércoles, mayo 18, 2022

El Supremo de EE UU abre una puerta a los defensores del aborto en el caso de Texas

De interés

Estados Unidos se mostró abierto este lunes a respaldar que los proveedores de servicios abortivos puedan impugnar la ley de Texas. La normativa, vigente desde septiembre, prohíbe a las mujeres interrumpir el embarazo desde la sexta semana, incluso en casos de violación e incesto, y el máximo órgano de justicia rechazó eliminar la denominada ley del latido. Así, multitud de mujeres ven en peligro la ley que legalizó el aborto en el país, emitido en 1973 por el Alto Tribunal.

Desde Roe contra Wade han afirmado que los Estados no pueden prohibir el aborto alrededor de las primeras 24 semanas de embarazo. El Alto Tribunal accedió a escuchar los argumentos de ambas partes, del Departamento de Justicia y de los proveedores de servicios abortivos que intentan tumbar la ley en tribunales inferiores.

La procuradora general de Estados Unidos, Elizabeth Prelogar, en representación del Departamento de Justicia, alertó durante la audiencia de que “ningún derecho constitucional es seguro” mientras se mantenga la ley de Texas, una normativa que “claramente viola los precedentes” del Alto Tribunal.

A espaldas del Capitolio y frente al Supremo, un grupo reducido de mujeres vestidas de rojo, levantaban esta mañana globos con forma de corazón que combinaban con sus vestimentas. “Somos la generación provida”, rezaban sus pancartas. A unos metros de esta manifestación, se encontraban un reducido grupo de hombres y mujeres guardando silencio con el semblante serio. Representaban a los que temen que les arrebaten un derecho conquistado hace medio siglo. “¿Qué pasa con mis latidos?”, se leía en un cartel. De fondo, unos parlantes transmitían lo que ocurría dentro del tribunal: los jueces discutían, nuevamente, sobre la interrupción del embarazo.

Fuente: El país

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias