10.6 C
Munich
martes, septiembre 27, 2022

Glaucoma: la ceguera silenciosa que afecta más de un millón de personas

De interés

El glaucoma supone la segunda causa de ceguera en el mundo y casi la mitad de los que la padecen desconocen de ello.

En España más de un millón de personas sufren esta enfermedad visual, pero la casi inexistencia de síntomas hace que la mitad de ellos desconozcan que padecen glaucoma. En el caso del glaucoma crónico de ángulo abierto, una de las variantes más frecuente en nuestro país, la visión se pierde de forma silenciosa y gradual.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo para padecer esta enfermedad reside en la presión intraocular. En algunas personas esta presión resulta ser excesivamente alta, provocando que las fibras que componen el nervio óptico se vayan deteriorando y, en consecuencia, surja a largo plazo un grave problema visual. Otros de los factores de riesgo que causan esta enfermedad son la presión arterial muy baja o la vulnerabilidad del nervio óptico, dependiendo de su estructura y constitución.

La aparición de esta enfermedad tiene una cierta carga hereditaria, por lo que si existe algún familiar directo que ha padecido o padece glaucoma la posibilidad de sufrirlo se multiplica por 15. La avanzada edad, padecer miopía o ser mujer hipermétrope también son otros factores condicionantes en la existencia de esta patología.

Tratamiento del glaucoma

Actualmente esta enfermedad crónica no tiene cura. Diagnosticarlo a tiempo resulta vital para poder actuar y detener o retrasar el avance gradual de la pérdida de visión. Por ello es conveniente acudir a una clínica oftalmológica integral, y realizarnos las revisiones pertinentes para detectar el problema a tiempo.

El procedimiento para el tratamiento del glaucoma siempre es el mismo y tiene como fin reducir la presión intraocular. Normalmente los médicos recetan unas gotas de colirio que se deben usar unas dos veces diarias durante toda la vida. Tristemente son muchos los casos en los que, con el tiempo, el ojo no tolera bien estas gotas y el paciente debe recurrir a otros tratamientos.

El tratamiento laser es el método más utilizado para tratar el glaucoma de ángulo estrecho o los glaucomas crónicos de ángulo abierto, aunque su eficacia suele ser limitada. Son los tratamientos quirúrgicos los más efectivos para ralentizar la pérdida de visión ocasionada por el glaucoma, aunque suele ser la última solución que se ofrece en el caso de que los tratamientos médicos no surjan efecto.

En función de la gravedad y el tipo de glaucoma se utiliza un procedimiento u otro, aunque los tratamientos más utilizados, debido a su eficacia y a los pocos riesgos quirúrgicos que ocasionan, son los MIGS (cirugías microinvasivas del glaucoma) y la cirugía no perforante del glaucoma, también llamada EPNP.

Fuente: RTVE

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias