19.7 C
Munich
jueves, octubre 6, 2022

Las medusas se quedan sin predadores en el Mediterráneo

De interés

Las sardinas y boquerones son tradicionales víctimas de la sobrepesca, el cambio climático también influye en sus poblaciones y su alimentación es cada vez peor. A estos factores se suma uno más: el número de capturas y abundancia de estos peces cae con mayor proliferación de medusas. La presencia masiva de estos organismos puede incidir en la disminución de hasta un 45% el número de individuos.

El punto de partida de esta correlación es el proyecto PELWEB. El objetivo principal se centraba en estudiar las razones del empobrecimiento de las poblaciones de pelágicos como la sardina y el boquerón en el Mediterráneo Occidental. En las series de estudio de ambas especies se observa que su número cae desde 2001, así como su tamaño es menor y su salud, peor.

Para buscar soluciones, los científicos plantearon una serie de hipótesis desde varios puntos de vista. Los efectos del cambio climático, presión pesquera, caída de la calidad de su alimentación o la contaminación por micro plásticos. Y estas cuatro hipótesis se confirmaron, la última hace unos meses cuando se publicó un estudio que mostraba como plásticos diminutos aparecen en casi el 60% de los ejemplares. “Y cuanta más cantidad tenían en sus estómagos, más enfermos se encontraban”, afirma la investigadora, “porque los individuos mostraban peor condición física y un mayor número de parásitos”.

Hipótesis nº 5: medusas.

La hipótesis número 5 se basaba en el aumento de las medusas en el Mediterráneo. Además, en su estudio, se tiró de series históricas y contaban con un precedente en el golfo de Bengala. Aquí, la ruptura del ecosistema también hizo proliferar a las medusas. Se confirmó así que “las proliferaciones de medusas inciden negativamente en las poblaciones de sardinas y boquerones”, afirma uno de los investigadores.

Fuente: El País.

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias