19.7 C
Munich
jueves, octubre 6, 2022

Nueva esperanza para la dermatitis atópica grave

De interés

Hoy se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, una enfermedad crónica que se manifiesta en forma de lesiones cutáneas causando mucho dolor en la piel.

La dermatitis atópica se clasifica en leve, moderada y grave. Estas dos últimas son las que menos tienden a aparecer, pero son las que más afectan a la calidad de vida del paciente. Una persona que tenga dermatitis grave puede llegar a tener el 90% de su cuerpo con ronchas y picores graves, lo que dificulta en gran medida su día a día.

Según ha afirmado Belén Delgado, vicepresidenta de la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica: “La sociedad en general no está concienciada con la gravedad de esta enfermedad. Por lo general, están familiarizados con unos sarpullidos leves en la piel que se manifiestan en forma de ronchas o picores, y por ello no le dan la importancia que necesita”.

Pero a pesar de todo esto, hay luz al final del túnel, los pacientes que sufren de dermatitis atópica grave tienen hoy una esperanza más. “Actualmente existen tratamientos muy eficaces y seguros que mejoran en gran medida la calidad de vida de los pacientes”, ha afirmado Belén Delgado.

Dermatitis atópica grave

En la mayoría de los casos, esta enfermedad se manifiesta a edades tempranas, generalmente en la edad infantil. Suelen aparecer picores intensos que provocan un grave malestar en el descanso habitual de las personas. El primer impulso que nace es rascarse para aliviar ese picor, lo que supone un bucle: se inflama más la piel, se irrita y el picor se agrava.

En los niños esta alteración puede derivar en menor rendimiento escolar, debido al poco descanso que tienen. En los adultos se manifiesta a través de alteraciones psicológicas como estrés e incluso depresión.

Fuente: El País

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias