12.3 C
Munich
domingo, octubre 2, 2022

Alfombras étnicas, la nueva tendencia para decorar tu casa

De interés

Las alfombras étnicas son un complemento atractivo y colorista. Además de otorgar un toque exótico al ambiente, son muy visuales y estéticas.

Las alfombras de estilo étnico, ya sean reproducciones actuales o antiguas, están en plena actualidad y están presentes en el salón, el recibidor o en el dormitorio de nuestras casas. Otro elemento muy presente en los últimos tiempos son también las alfombras para escaleras, que de este estilo o de otro, están triunfando esta temporada.

No importa la decoración general que impere en tu casa, siempre se puede encontrar alguna una alfombra étnica que combine satisfactoriamente con el aura del ambiente. A partir de ella serás capaz de otorgar al espacio un plus de interés visual y un aire muy actual. Siempre que sea posible, intenta apostar por piezas antiguas, pero debido a su alto precio y escasez no siempre es posible, por lo que otra buena opción son las reproducciones de calidad.

Las alfombras étnicas no son un elemento decorativo de la actualidad. Estas llevan fabricándose en sus países de origen desde hace siglos, con las mismas técnicas artesanales que han adoptado hoy los fabricantes modernos. Su principal uso era como protección contra el frío y se tejían con materiales nativos de cada región como la lana de oveja, el algodón, la seda, etc.

Colores naturales y estilo tradicional

Estas piezas presentaban, usualmente, colores muy especiales. Para obtenerlos se aplicaban con tintes naturales exprimidos de vegetales y animales, aportando a las fibras textiles un carácter único y un aspecto representativo.

El amarillo, por ejemplo, era un tono extraído del azafrán. El azul procedía del índigo y el negro de la mezcla de índigo y henna. Por otro lado, para conseguir el tono rojo, se recurría a la cochinilla, un insecto del que se consigue el colorante “carmín” y que era usado también en pigmentos para la industria cosmética.

La tradicionalidad va de la mano de estas alfombras, Por ejemplo, las tribus nómadas de Asia Central comenzaron a manufacturar los “kilims”, alfombras artesanales de vivos diseños geométricos, hace más de 3.500 años para añadir confort y aislamiento a sus viviendas temporales. Estas alfombras de trama plana, tejidas sin nudos y sin pelo, eran ligeras y fáciles de transportar cuando se trasladaban de un lugar a otro y han prevalecido hasta nuestros días, siendo ahora símbolo de diseño y una auténtica tendencia.

Sin duda alguna, las alfombras étnicas son perfectas para cualquier rincón de la casa, podemos encontrar desde alfombras para pasillos hasta para el dormitorio. Tan solo hay que fijarse en el tamaño y en la forma para buscarlas la ubicación ideal dentro de nuestro hogar.

Fuente: Hola

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias