22.7 C
Munich
domingo, agosto 7, 2022

Cómo ahorrar en la factura del agua este verano

De interés

El calor y las altas temperaturas propias del verano provocan que muchas veces gastemos más agua de la habitual.

En la situación de inflación que nos encontramos, los precios han subido y es importante controlar más los gastos y ahorrar todo lo posible. Una alternativa para ahorrar es reduciendo el consumo de electricidad y en el consumo de agua. Para ello hay ciertas recomendaciones que serán útiles en todos los hogares

Consejos que debes seguir para reducir el gasto de agua

Duchas veraniegas y reutilizar agua fría

Las bañeras son uno de los elementos que más agua gasta en nuestro baño. Por ello y especialmente en verano, es recomendable realizar duchas rápidas que eviten malgastar. Además, podemos reutilizar el agua que sale inicialmente para almacenarla en cubos y utilizarlas para otras cosas como fregar el suelo o lavar los platos.

Utilizar lavaplatos 

El lavavajillas te permitirá ahorrar hasta un 50% en tu factura del agua, ya que lavar a mano supone un mayor derroche. Por otro lado, es recomendable no prelavar los platos antes de introducirlos en el lavavajillas. En el caso de que queden restos de comida, es mejor usar una servilleta o cubierto para desecharlo.

Revisar las fugas 

Es importante comprobar que todos los grifos y cañerías estén en perfecto estado. Detectar a tiempo si hay alguna fuga nos permitirá repararla cuanto antes y que sigamos gastando más.

Botella de agua en la cisterna

Existe un truco para ahorrar cuando tiramos de la cadena. Para ello, habrá que rellenar una botella de medio litro de agua e introducirla en la cisterna. Con este truco, cada vez que tiremos de la cadena ahorraremos la cantidad introducida.

Programas ECO y menos frecuencia

Tanto para la lavadora como para el lavavajillas es recomendable utilizar programas ecológicos para gastar menos. Además, es importante espaciar los lavados y no ponerlos hasta que estos estén llenos.

Cubrir la piscina

Los hogares con piscina tienen un gasto añadido. Si queremos ahorrar en ese ambiente, lo ideal será cubrir con una lona el espacio para que el agua no se evapore.

Regar de noche

Por la tarde y noche la temperatura es más baja y, por tanto, la mejor hora para regar el jardín o las plantas. Así aprovecharemos la humedad y optimizaremos el riesgo.

Fuente: NIUS

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias