9.9 C
Munich
martes, septiembre 27, 2022

El submarino S-80 toma el timón de la industria naval española

De interés

Navantia, la empresa especializada en el diseño y construcción de buques militares, ha llevado a cabo el mayor reto tecnológico al que se ha enfrentado la industria naval española en la historia reciente, con la construcción del submarino S-80.

La entrega del llamado “Isaac Peral” a la Armada Española se prevé para el primer trimestre del año 2023, una vez superadas las pruebas de alta mar. Si bien es cierto, múltiples fallos en el diseño, como un sobrepeso hallado en 2013 y la pérdida del rumbo del programa, han derivado en un notable incremento del presupuesto final de los cuatro sumergibles, lo que ha hecho pasar de unos 2.133 millones iniciales, a los 3.907 millones.

El sumergible tiene una eslora de 80,8 metros y un desplazamiento en inmersión de alrededor 3.000 toneladas. Entre sus aportaciones tecnológicas destacan el sistema de combate, el control de plataforma y un sistema de propulsión anaeróbico. Este último le permitirá obtener energía eléctrica a partir de tecnología procedente del sector aeroespacial.

Con el submarino S-80 la industria española entra en la lista de los diez países capaces de construir este tipo de buques junto a EE.UU., Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia, Rusia, Japón, China y Corea del Sur.

Navantia asegura tener otro reto internacional, tal y como fue con las fragatas F-100 y afirma que: “Se trata de repetir el círculo virtuoso conseguido con la fragata F-100, con la que un contrato inicial de 2.400 millones por parte del Ministerio de Defensa generó contratos adicionales para la industria nacional”.

El proyecto ha supuesto un gran impulso para la industria externa, ya que en él participarán un centenar de empresas de 11 comunidades autónomas. Además, ha sido un motor de empleo en Murcia, creando 6.000 empleos y aportando 250 millones a la economía española.

Ceremonia de homenaje a Isaac Peral  

Navantia se ha decantado por bautizar su último reto con el nombre de Isaac Peral en homenaje al teniente de navío de la Armada. Marruecos, India, Grecia, Australia y Canadá hicieron presencia en la ceremonia de amadrinamiento.

Más allá del factor socioeconómico del proyecto, está el factor militar. La capacidad operativa de la Armada Submarina se ha visto perjudicada en los últimos años por el retraso del proyecto del S-80. Actualmente, la Armada Española cuenta con un único sumergible operativo, el Tramontana S-74, mientras que el Galerna S-71 está siendo revisado.

Fuente: ABC

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias