10.6 C
Munich
lunes, septiembre 26, 2022

Fabrican en Cádiz extractores que funcionan con energía eólica

De interés

Los dispositivos, testados en el Instituto de Técnica Aeroespacial, funcionan con el viento y, cuando éste no sopla, aprovechan la diferencia de presión que se crea entre el interior y el exterior del edificio.

Que la energía del viento tiene múltiples aplicaciones es una verdad incuestionable que vemos casi a diario. Desde hace unos cuantos años, en España está a disposición de los consumidores una empresa de extractores eólicos que comercializa un aparato con la capacidad de trabajar renovando el ambiente de cualquier espacio, sin usar energía eléctrica y explotando el viento. En caso de que no lo haya, se pueden aprovechar las diferencias de presión y la temperatura entre el interior y el exterior para generar potencia necesaria.

Estos dispositivos son los extractores eólicos ecológicos, y los fabrica y comercializa ECCO, empresa creada por Javier Macías en El Puerto de Santa María en Cádiz. «El mecanismo de funcionamiento es muy simple, se basa en la ventilación natural y en el aprovechamiento del viento. Éste actúa sobre los álabes (las paletas curvas de la turbina) haciéndolos girar de manera que se crea un efecto de succión que saca el aire viciado acumulado en el interior del local a ventilar».

El viento es uno de los impulsores de los extractores, pero, en caso de que no se produzca, entra en funcionamiento el segundo método de funcionamiento. «La diferencia de temperatura entre el interior y el exterior crea también una diferencia de presión que siempre que hay un orificio en el techo tiende a equilibrarse. En este caso se desplaza el aire viciado de dentro, que es reemplazado por el aire limpio y fresco que entra de fuera», explica Macías.

Un sistema muy poco conocido

Aunque todavía es poco usado dentro de los límites de España, los extractores eólicos ecológicos se inventaron hace 40 años en Estados Unidos y están muy presentes países como Chile y Argentina. Javier Macías, desde que conoció de su existencia y debido a su carácter empresario vocacional, buscó la forma de implantarlos al mercado español.

Macías relata la experiencia de esta forma: «La primera idea fue importarlos, pero encontré que el material no era de mucha calidad. Afortunadamente, para fabricarlos no hacen falta grandes inversiones en maquinaria. Sólo se varió un poco el diseño, se adaptó a nuestras condiciones climatológicas y se mejoró el material. Utilizamos aluminio H24, como el que se usa para los aviones».

Fuente: Soliclima

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias