22.7 C
Munich
domingo, agosto 7, 2022

La energía más útil para las industrias: el aire comprimido

De interés

Se trata de una de las fuentes de energía más importantes gracias a su seguridad, sostenibilidad y facilidad de uso.

Cuando hablamos de energía, los compresores de aire industriales son equipos de encargados de aspirar el aire y comprimirlo hasta que alcance la presión adecuada, ya sea unos gramos/cm2 por encima de la atmósfera o muchos kg/cm2. Su objetivo principal es el de aprovechar la capacidad de compresión que tiene el aire atmosférico por sí mismo y utilizarlo a modo de energía.

Diferentes estudios reconocen que el aire comprimido supone más de un 20% del consumo energético en las industrias. Hoy en día, el ahorro energético es una de las grandes preocupaciones del sector industrial, lo que les lleva a desarrollar planes específicos que les ayuden a reducir el consumo de energía, controlar las emisiones de sus procesos productivos o adaptar en sus instalaciones equipos y materiales eficientes y sostenibles.

A pesar de ello, es normal que no se preste la atención adecuada a sus instalaciones de aire comprimido, lo que provoca que se genere un consumo energético elevado y un alto coste de explotación.

Pautas para mejorar el consumo de energía de estos sistemas

Para la industria, resulta de gran relevancia contar con unas instalaciones adecuadas a cada compañía y contar con equipos homologados a las normativas vigentes. Con ello, buscan conseguir un mayor ahorro energético. Para conseguir este objetivo se debe:

  • Realizar una auditoría en la que se compruebe el comportamiento de los equipos y su repercusión en el medio ambiente.
  • Aprovechar la energía disponible. Durante el proceso de compresión se genera calor que pude llegar a utilizarse en posteriores procesos industriales. Actualmente existen equipos especializados en intercambiar el calor para aprovecharlo posteriormente.
  • Analizar los equipos instalados. Para conseguir el máximo ahorro y unos resultados óptimos es vital que la instalación se adecue a cada planta.
  • Mantener las instalaciones. Si un compresor falla, es más probable que no funcione correctamente y esto ocasione un mayor consumo de energía y, por tanto, una considerable pérdida de recursos.

Fuente: Interempresas

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias