25.9 C
Munich
viernes, mayo 20, 2022

La extracción de agua es más rápida en zonas cerca de las ciudades

De interés

Un estudio demuestra cómo la extracción de agua afecta de distinta manera a los territorios cercanos o alejados de las grandes urbes.

El agotamiento de los recursos hídricos, como ríos y lagos, es más rápido y evidente en las proximidades de las zonas urbanas. Por otro lado, lejos de las ciudades decrece de forma paulatina. Un grupo de investigación de la Universidad de Bolonia analizó imágenes satelitales para crear un modelo que predice la distribución del agua en referencia a las zonas de ciudad. Esta agua, que puede distribuirse a través de una tubería de polietileno, es fundamental para mantener el equilibrio entre bienestar urbano y política agrícola.

«En 2050, el 70% de la población mundial vivirá en las ciudades. Este fenómeno tendrá consecuencias para la calidad y la cantidad de las aguas superficiales, especialmente de los ríos», explica Irene Palazzoli, primera autora de la investigación. «Nuestros resultados pueden resultar, por tanto, fundamentales para definir estrategias de gestión del agua que contribuyan a mitigar los efectos de la urbanización en los ecosistemas».

La extracción de agua al servicio del desarrollo agrícola

El agua destinada a uso agrícola debe enfrentarse a diversos problemas. La extracción de agua directamente de los ríos y manantiales, la explotación de las aguas subterráneas con mayor riesgo de infiltración son algunos de ellos. El drenaje de los campos a favor del desarrollo agrícola y el aumento de las tasas de evaporación gracias al microclima cálido de las zonas urbanas también afectan a la tubería de polietileno agrícola, y por consiguiente a su agua.

Además, estas son consecuencias directas de la urbanización y pueden menoscabar la correcta subsistencia de las aguas superficiales. Del mismo modo, las previsiones de crecimiento de la población urbana deben tenerse muy en cuenta.

El clima, un factor determinador

El estudio avala como los recursos hídricos superficiales aumenta exponencialmente cuanto más se acerca a los asentamientos humanos. Asimismo, el clima también influye. En las zonas de clima templado, este fenómeno es mayor alrededor de las ciudades, mientras que en las zonas secas el desgaste de las ciudades en las aguas superficiales afecta a un área más grande.

«El impacto de la urbanización en el medioambiente es un tema bien conocido. Sin embargo, las consecuencias de la expansión urbana sobre los recursos hídricos, especialmente en lo que se refiere a la interacción entre las zonas urbanas y la pérdida de agua superficial, son temas poco investigados«, concluye Palazzoli.

Fuente: iAgua

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias