10.6 C
Munich
lunes, septiembre 26, 2022

La nave CST-100 Starliner preparada para su segundo vuelo

De interés

La NASA y Boeing ya han ultimado los detalles para que el 30 de julio se lleve a cabo el Lanzamiento Espacial 41 en la estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, en Florida.

El 20 de diciembre de 2019 se realizó el primer vuelo orbital de Starline. En ese primer vuelo no se cumplieron con los objetivos esperados, ya que un exceso de consumo de combustible impidió alcanzar la Estación Espacial y tuvo que regresar a la Tierra.

Tras el análisis de los posibles errores, se observaron fallos de codificación de software y pérdida de comunicaciones inesperadas con la Tierra. Tras las modificaciones pertinentes, la nueva misión pondrá a prueba las capacidades de la Starliner. Desde su lanzamiento y acoplamiento, hasta la reentrada en la atmósfera y su final aterrizaje, se recogieron infinidad de datos válidos para la NASA.

Sin tripulación a bordo de la nave.

En este segundo vuelo no habrá astronautas a bordo de la nave, pero el asiento del comandante estará ocupado por un dispositivo de prueba antropométrica de Boeing. El maniquí Rosie the Rocketeer, equipado con sensores que recopilarán todos los datos sobre la experiencia real que vive un astronauta durante los vuelos en la nave CST-100 Starline.

Además, se comprobarán las diferentes capacidades de la nave y sus sistemas de navegación. Se verificará la disposición de retirada, automatizada en caso de riesgos en el eje de atraque. Además, se comprobará el sistema de visión necesario para el acoplamiento autónomo en la Estación Espacial.

Se estipula que la Starline estará de 5 a 10 días a bordo del laboratorio orbital antes de su regreso y aterrizaje en la Tierra. Solo queda esperar al éxito en el retroceso de la nave a la Tierra, ya que volverá con más de 250 kilogramos de carga.

Fuente: Europa Press

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias