19.9 C
Munich
lunes, mayo 16, 2022

Diversos estudios alertan del deterioro de la salud mental del profesorado

De interés

El Defensor del Profesorado del sindicato ANPE reclama un mayor cuidado de la salud mental de los docentes para alcanzar una formación de mayor calidad.

El profesorado ha realizado un gran esfuerzo con motivo de la irrupción del COVID-19 en la educación. Sin duda, este hecho les ha pasado factura, ya que la vuelta a la presencialidad ha requerido de una importante adaptación. Esta cuestión es la principal sobre la que giran dos informes publicados recientemente sobre la situación del profesorado.

El primero de ellos es la memoria anual del Defensor del Profesor, realizada por la organización sindical del profesorado de la enseñanza pública ANPE. Este ha usado los 1.690 casos atendidos durante el curso 2020/2021.

El segundo es el International Barometer on Education Personnel’s Health and Well-being realizado por Education and Solidarity Network (ESN) y la MGEN Foundation for Public Health (FESP-MGEN) a partir de una encuesta realizada entre mayo y julio de 2021 a 8.000 profesores y profesoras de países como la Bélgica francófona, Francia, Quebec, México, Marruecos y Gambia.

La ansiedad es el principal problema del profesorado

El sindicato público anuncia que el 77% de los docentes atendidos durante el curso 2020-2021 presentaban ansiedad, en contraposición al 73% del curso anterior. La depresión atacaba a un 11% de los profesionales asesorados y un 10% habían pedido la baja laboral.

La organización establece una clara relación entre el empeoramiento de la salud mental del profesorado y el acoso y la violencia experimentados en el centro escolar. Además, preocupa especialmente Educación Primaria, porque concentra el mayor número de casos atendidos. Concretamente, el 44% de ellos, seguida de la Educación Secundaria con el 38%, y porque ha crecido un 4% respecto al año anterior.

Los docentes también muestran mucha preocupación por el ciberacoso

Desde ANPE también alertan del aumento de casos que tienen a las familias como origen de los problemas. El ciberacoso, las denuncias de padres y las faltas de respeto de los progenitores son las cuestiones que más se han incrementado de todo el informe: un 4%, un 3% y un 2%, respectivamente. No obstante, el acoso en general es el que continúa acaparando la inmensa mayoría, un 30% del total, por delante de las faltas de respeto.

En el informe, ANPE manifiesta su gran preocupación por el ciberacoso, «ya que va asociado al mal uso o al uso inadecuado de las nuevas tecnologías. Esta herramienta se ha utilizado más en este curso por la situación sanitaria. Además, nos preocupa enormemente que sigue aumentando, produciendo en los profesores una situación de indefensión total ante estas situaciones que repercuten en la calidad educativa».

Fuente: Educaweb

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias