9.4 C
Munich
miércoles, mayo 18, 2022

Las matriculaciones de vehículos decaen por la escasez de microchips

De interés

Las empresas del sector automovilístico vuelven a sufrir una caída en las matriculaciones. Debido a los estragos causados por la pandemia, los ingresos en la gran mayoría de los hogares han sido menores, lo que ha provocado un descenso considerable en la compra de vehículos.

El volumen de vehículos vendidos en agosto ha sido de 47.584 automóviles, una cifra que supone una reducción del 28,9% con respecto al mismo mes en el año anterior. Estos datos no han conseguido superar la caída del 2020, con una cifra del 36%, siendo este el peor dato registrado desde 2013.

A pesar de que agosto es un mes en el que las ventas no suelen ser demasiado altas debido a las vacaciones, las cifras profundizan la tendencia a la baja del mercado y ejemplifican señales de que la recuperación del sector será mucho más costosa de lo que esperaban concesionarios y vendedores.

El mercado del automóvil español logró vender 588.314 vehículos entre enero y agosto de este año, un 33% menos que en 2019. El comportamiento de las matriculaciones de vehículos es un parámetro de confianza que los compradores tienen en cuenta para sopesar el estado de recuperación económica.

Particulares y empresas han adquirido menos cantidad de vehículos.

Las estadísticas de las asociaciones de fabricantes, como Anfac, los concesionarios y vendedores, muestran con estos datos la prudencia del comprador. La adquisición de vehículos por parte de las empresas ha descendido un 27,1%, al igual que la compra por parte de particulares, que ha sufrido una caída del 30,7% respecto al 2020.

El canal de compradores de vehículos de empresas de alquiler de coches, también ha sufrido una caída del 24%. Sin embargo, en el acumulado del año, este canal de arrendadores muestra una recuperación del 74,8%.

Según Noemí Navas, directora de Comunicación de Anfac: “Estos datos muestran cómo la caída del mes de agosto es muy importante y remite a datos solo vistos en la anterior crisis económica”.

Las alejadas expectativas y la gran incertidumbre del sector.

La esperada recuperación del sector tras los meses de confinamiento se aleja de la realidad de hoy en día. Ante una pandemia cuyos efectos están todavía firmes, hay que sumar una serie de eventualidades que perjudican al sector de la automoción. La situación de escasez de semiconductores y microchips ha obligado a las fábricas del sector del automóvil a postergar sus producciones en varias ocasiones.

Las empresas del sector se encuentran en un escenario de ventas peor al que preveían al comienzo del año. Junto con la incertidumbre de los consumidores, la recuperación del sector no se espera hasta el 2022, momento en el que se recupere completamente la producción.

Fuente: El País.

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias