11.8 C
Munich
domingo, septiembre 25, 2022

Los inquilinos deudores deben de media a sus caseros 6.373 euros de alquiler

De interés

La pandemia aumenta en un 66% los impagos en el alquiler de inmuebles. La morosidad sube más que en los años posteriores a la crisis de 2008.

La crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia disparó un 66,2% los casos de impagos en el alquiler residencial a lo largo del 2020 en comparación con la temporada anterior. Así lo pone de manifiesto la decimotercera edición del Estudio FIM sobre Morosidad en Arrendamientos urbanos en España, publicada este pasado jueves. Este problema en la gestión de cobros pone de manifiesto la mala situación que muchas familias están atravesando, por consecuencia directa de la crisis acarreada por el COVID-19.

Durante todo el periodo de confinamiento, detalla Sergio Cardona, director de estudios y calidad del fichero, «hemos visto que muchos arrendatarios que respondían a sus obligaciones puntualmente no han podido pagar la mensualidad porque se encontraban en situación de desempleo o ERTE”.

Crecimiento dispar

La variación de los casos de morosidad y el posterior control de cobros y pagos, ha adquirido un aumento desigual en distintos puntos de la geografía española, aunque todos los territorios han registrado incrementos al alza a causa de la situación socio-económica derivada de la crisis.

Los lugares donde más han crecido los casos de morosidad urbana son, por este orden, Murcia (93,7%), Madrid (80,7%), Cataluña (80%), Andalucía (77%) y Canarias (71,5%). Sin embargo,  las comunidades autónomas que se encuentran en una posición inferior a la media nacional son Castilla-La Mancha (58,6%), Comunidad Valenciana (56,8%) y Aragón (51,4%). Los avances más moderados se dan en Asturias (21,7%), Navarra (24,6%) y Extremadura (28,4%).

Fuente:  El País

- Anuncio -spot_img
Construcción
Legal
Salud
- Anuncio-spot_img
Últimas Noticias